12 de diciembre de 2010

Cómo encerar y reparar las suelas de unos esquís

publicado por Oscar Fafián a las 14:58
NOTA de ofafian: ya se que este blog va de ciclismo, pero como dijo alguna vez el ciclista Ted King, "esto es un blog y yo soy el dictador de este blog". Hoy me apetece rescatar esta vieja explicación que tenía publicada en mi desaparecido blog de esquí, engorile.com. Y me apetece por dos motivos: 

1. Desde que nació mi peque mayor (2007) no he vuelto a esquiar... ¡¡pero este año ya tengo reservado hotel para volver!! 
2. Como ya he confesado alguna vez, a mi me gusta mucho más el esquí que el ciclismo, pero cuando vives en Coruña (a muuuuuuuuchos kilómetros de la nieve), es más práctico darle a la bici...

En este artículo voy a explicar los pasos necesarios para encerar y reparar las suelas de unos esquís (o en su defecto, de una tabla de snow).

Material necesario
  • Unos esquís (o un snowboard)
  • Una plancha
  • Repara suelas
  • Cera de esquís
  • Plástico resistente al calor

La plancha

Lo mejor es utilizar una plancha vieja. Yo uso una Ufesa de viaje plegable (que ya no se vende, creo), que además, te puedes llevar a cualquier sitio para aprovechar y repasar los esquís por la noche después del engorile. Te aconsejo que no uses la plancha de tu madre, salvo que tengas su consentimiento por escrito.

Repara suelas

Para el repara suelas hay dos opciones, las barritas derretibles y los polvos de grafito. Yo uso los polvos de grafito, básicamente porque cuando me los compré en Barrabés, no había barritas. Si queréis compraros el reparador podéis ver la sección de Material de Repación de Esquís de Barrabes.

Cera

Para la cera de los esquís hay, también, dos opciones. Por un lado podemos usar cera líquida, que en general viene en unos envases con aplicador (igual que el de la crema de los zapatos), y por otro lado la cera sólida.


cera líquida Swix F4

Evidentemente la cera sólida requiere ser derretida para aplicársela a los esquís, y yo la prefiero porque dura y protege bastante más que la líquida. Para comprar ceras os aconsejo le echéis un vistazo a las que podéis encontrar en Barrabés.

cera sólida Hertel "Super Hot Sauce"

Plástico resistente al calor

Generalmente, cuando compras reparasuelas de polvos te envían algo de este plástico. Es un plástico transparente y muy duro, que resiste el calor de la plancha sin derretirse.

Preparación

Lo primero que tenemos que hacer es colocar las botas en las fíjaciones. Esto se hace para evitar que el freno del esquí nos moleste a la hora de realizar la operación sobre las suelas. En el caso de que uses un snow te puedes saltar este paso (si te hace ilusión puedes poner las botas en las fijaciones, de todas maneras).


Lo siguiente que tenemos que hacer es colocar los esquís con la suela para arriba. Lo mejor es apoyarlos en unos caballetes, pero si no los tienes también pueden valer unas sillas, unos taburetes o unas mesas. Lo importante es que los esquís queden boca arriba y colocados horizontalmente (tampoco hace falta que vayan a nivel).


Después debemos enchufar la plancha y esperar a que caliente. Si no es la primera vez que la usas para encerar, cuando empiece a echar humo (de la cera que quedó de la última vez) es que está a temperatura adecuada.


TRUCO: Si vas a encerar en un viaje y has tenido los esquís fuera al frío, espera un rato a que se calienten dentro de la habitación, que sino te va a resultar complicado extender la cera y aplicar el reparador.

Reparación de agujeros en la suela

Lo primero que tenemos que hacer es buscar el agujero en la suela. Si el engorile ha sido grande y la nieve poca, seguro que no tendreis ningún problema en hacerlo.


Los peores agujeros son los cercanos a los cantos. Los rayazos es mejor ni intentar repararlos con los polvos, ya que para esto no son muy efectivos. En el agujero echamos los polvos (esto supongo que no hacía falta ni explicarlo, ¿no?), haciendo que quede un montoncito. Es mejor pasarse que quedarse corto, que si nos sobra mucho siempre se puede sacar.


Una vez que hemos echado los polvos, colocamos con cuidado el plástico resistente al calor sobre ellos. Los plásticos se pueden usar más de una vez, pero cuanto más guarros estén menos efectivos son.


Con el plástico colocado sobre la suela, encima del montoncito de polvos, aplicamos la plancha sobre el plástico (OJO, NUNCA MÁS DE 20 sg. SEGUIDOS) para que los polvos se derritan y tapen en agujero.


Aplicada la plancha, esperamos un par de minutos a que se enfríe y que se solidifique la pasta que se habrá creado.  Después retiramos el plástico con cuidado (como cuando le quitas la parte de atrás a una pegatina).


Si todo ha ido bien, nuestra suela habrá perdido su agujero y estará reparada. Si ves que no te ha quedado bien, puedes volver a repetir todos los pasos.


Si te queda demasiado pegote puedes rascarlo para eliminarlo. Recuerda, de todas maneras, que debes reparar las suelas antes de encerarlas.

Encerado

Empezamos derritiendo la cera sobre las suelas de los esquís, para ello lo mejor es pegarla a la plancha y dejar que gotee.


Una vez que tenemos la cera sobre los esquís la extendemos usando la plancha. Debemos intentar extenderla lo máximo posible, con movimientos hacia delante y hacia atrás.


TRUCO: Lo mejor es echar un poco de cera y extenderla, echar otro poco y extenderla, etc. Si echas toda la cera sobre la suela, se solidifica y luego es más complicado. 

Debes intentar que toda la cera quede uniformemente repartida sobre la suela del esquí. Una vez que has repartido toda la cera y te ha quedado uniforme hay que rascar la cera sobrante de los cantos. Para ello te puedes comprar una rasqueta, aunque la "técnica de la uña" también funciona bien.


TRUCO: Si no vas a usar los esquís en una buena temporada, te aconsejo que no retires la cera sobrante de los cantos, ya que yuda a protegerlos de la oxidación. 

Es aconsejable que le eches un vistazo a las suelas a contraluz para localizar zonas donde no hayas extendido bien la cera.


Si ves que te quedan zonas poco homogéneas puedes pasarle una lija de agua (de las que casi no lijan) para alisar la suela.


De toda maneras, aunque no le pases la lija, en un par de bajadas engoriladas la suela queda perfecta.
Bueno, pues ya tenemos los esquís reparados y encerados.

TRUCO: Para guardar los esquís no dejes las suelas pegadas, que con la cera te puede costar separarlas después.

¡¡¡SUERTE!!!

blog comments powered by Disqus
Related Posts with Thumbnails

han comentado

Powered by Disqus
(cc) 2008-2015 miorbea.com

Creative Commons License
Todo lo aquí publicado, salvo notificación expresa pertenece a miorbea.com y se licencia como Creative Commons Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 2.5 España License.

Thumbnails powered by Thumbshots

El avatar de los comentarios de Disqus es de Bruno Maia, IconTexto - http://www.icontexto.com publicado con licencia creative commons para uso no comercial.