Más que una comparativa hoy vamos a hablar de un tema de culto. Y cuando tocas un tema de culto resulta imposible basarse en datos racionales y cartesianos, pues estos temas siempre acaban arrastrando sentimientos. Basta echarle un vistazo a cualquier foro sobre ciclismo para descubrir que a todo el mundo le gusta opinar sobre la solución perfecta a la hidratación en la bicicleta.


Y basta echarle un vistazo a cualquier foro de internet para descubrir que a todo el mundo le gusta hablar de cualquier cosa, y mejor de aquellas que desconoce, pues así puede soltar una gilipollez (señores de blogger, ¿de quién ha sido la idea de programar el corrector ortográfico para que cambie insistentemente la "g" por una "j"?), un insulto o un exabrupto y quedarse tan ancho. Voy a dedicar este artículo a hablar de un tema apasionante que desconozco: la mejor manera de hidratarse en la bici - a ver si hay suerte y cae alguna gilipollez.  Sin más preámbulos comenzamos con nuestra comparativa ciclísticamente incorrecta de los sistemas de hidratación: Mochila de hidratación (se la suele conocer como Camelbak, aunque yo "gasto" Hydrapak....) vs. Botellín (curiosamente, las dos marcas anteriores también hacen de botellines).


Esta segunda (y última) etapa del Tramo Gallego del Camino Primitivo es muy parecida a la del Camino Francés. De todas maneras, la parte del principio, hasta que el Camino Primitivo converge con el Francés en Melide, es bastante más dura y más bonita (para mi gusto, claro)

la pasión según Mr. Gomalari - foto de @quecheparece

Un pequeño inciso "publicitario"(que se lo merecen por majos): de lo mejorcito de todo el camino ha sido el sitio donde nos alojamos, una casa de turismo rural que está justo en la orilla del camino y se llama Casa da Ponte. El trato excelente, comida y bebida "a esgalla" (expresión gallega que quiere decir que comimos y bebimos hasta que no pudimos más, aunque Manolo - el dueño - insistía que no habíamos comido casi nada y quería sacar más comida), habitaciones y baños en perfecto estado de cuidado y limpieza, y un precio inigualable. Además, se preocuparon de quedar con los conductores del autobús para recoger las maletas / mochilas en Palas de Rei (y "cargar" con ellas desde allí) y nos "reservaron" el traslado de las maletas / mochilas hasta Santiago para no tener que enviarlas por Seur (o similar). Les voy a poner seis circulitos rellenos en TripAdvisor.



un 10 al alojamiento y a Manolo

La segunda etapa arranca en Ferreiras, Palas de Rei, en donde terminamos la primera etapa. Los primeros kilómetros son de "subida", hasta alcanzar la cota más alta de toda la etapa en el Monte do Hospital. Desde ahí hasta Melide la tendencia es de "bajada", aunque por en medio haya algún que otro repecho. Después, en cuanto la ruta se une al Camino Francés, empieza el subebaja rompepiernas y revientavoluntades típico de la zona (estoy dispuesto a asegurar que no hay más de 200 metros llanos seguidos) que nos llevará por los municipios de Arzúa y O Pino. Los últimos kilómetros, ya dentro del municipio de Santiago de Compostela, empiezan tras afrontar la última subida larga de la etapa. Y después de esa subida, todavía quedan unas cuantas rampas de más del 20%, antes de llegar a nuestro destino en la Plaza del Obradoiro, no vaya a ser que pensemos que nos hemos salido de Galicia.


Lo primero que he de decir es que me ha gustado más el Tramo Gallego del Camino Primitivo que el del Camino Francés. La primera parte de esta etapa es impresionante, muy de monte, bastante dura y con unas vistas y paisajes espectaculares.

foto de @quecheparece

También he tenido la sensación de haber pasado con menos prisa por todas partes y me ha quedado un buen sabor de boca tras esta etapa. La verdad es que las condiciones fueron perfectas: la ruta, las vistas, la compañía, la comida, el alojamiento, el tiempo... Aun así, sigo creyendo que para vivir el Camino es mucho mejor hacerlo a pie.

foto de Mr. Montaraz (con los Ancares nevados al fondo)

Esta primera etapa empieza en el Alto do Acevo, en la provincia de Lugo, cerca del linde con la vecina Asturias. El primer tercio atraviesa de este a oeste los municipios de A Fonsagrada y Baleira, y se corresponde con la parte más exigente físicamente pero de más belleza natural. En esa zona o huele a monte o huele a vaca. Y se escucha el silencio. Después, continúa por Castroverde y va, poco a poco, pediendo encanto natural hasta llegar a la bimilenaria ciudad de Lugo (se fundó en el año 25 a.C.), donde atraviesa su centro histórico y las famosas murallas romanas. La última parte de la etapa va recuperando encanto según se aleja de Lugo, cruzando fugazmente Guntín y Friol para terminar en plena aldea de Ferreria en el municipio de Palas de Rei.

También puedes leer el artículo sobre la segunda etapa: Ferreira - Santiago de Compostela.

Related Posts with Thumbnails

han comentado

Powered by Disqus

archivo del blog

(cc) 2008-2015 miorbea.com

Creative Commons License
Todo lo aquí publicado, salvo notificación expresa pertenece a miorbea.com y se licencia como Creative Commons Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 2.5 España License.

Thumbnails powered by Thumbshots

El avatar de los comentarios de Disqus es de Bruno Maia, IconTexto - http://www.icontexto.com publicado con licencia creative commons para uso no comercial.