De pequeño tenía una pareja de periquitos, la hembra era verde y el macho azul. Nunca conseguí que hablasen, pero los tenía entrenados y, cuando les dejaba salir de la jaula, volaban a mi mano y jugaban conmigo. Por desgracia no recuerdo el nombre de la hembra, pero recuerdo perfectamente  el del macho: se llamaba Kiki.

¿¿¿Kiki???
  • Si crees que un niño de 9 años ¡¡¡no debe tener un periquito de nombre Kiki, por Dios!!!, pincha aquí.
  • Si tú también tenías uno, o te hubiese gustado tener uno y ponerle ese nombre, seguro que acabas de recordar al compañero de Jack, Jorge, Dolly y Lucy en aventuras memorables como Aventura en el Mar o Aventura en la Isla. Y puestos a recordar, ¿te suena el nombre Fatty (y no me refiero al ciclista blogero norteamericano)? Siempre con su perrito Buster y sus amigos Larry, Daisy, Pip y Bets resolviendo grandes misterios como el Misterio del Cuadro Robado o el Misterio de la Casa Deshabitada. ¿No te suena?




 Bueno, quizás recuerdes unos nombres más conocidos... ¿Julián, Dick, Ana, Jorge y su perro Tim? ¿No? ¿Y por "Los Cinco" no te sale nada?


Volviendo al tema, Kiki era el loro de Jack, Jack era un fanático de la ornitología. ¿Os suponéis qué quería ser de mayor un niño de nueve años que tenía un periquito azul de nombre Kiki? Bombero. Pero también un poquito ornitólogo.

Solía leer los libros de la serie Aventura ( y otros muchos de Enid Blyton ) en verano, en Miño, junto al río Baxoi, donde vivía una pareja de martines pescadores, a los que acechaba escondido entre los juncos como un verdadero aprendiz de ornitólogo. ¡¡¡Y ya hemos llegado a la conexión entre esta historia introductoria, la ruta de este artículo y los martines pescadores!!!! Bueno, no del todo, digamos que hemos llegado a una parte de la conexión, porque a orillas del río Eume, dentro del entorno del Parque Natural de las Fragas del Eume, también se pueden observar estas preciosas aves.

La ruta de hoy es bastante similar a la Ruta de los Cárabos, sale de la Playa de Miño para ascender hasta el Castillo de Andrade, del que, por esta vez, no diré nada más que ¡¡ya van ocho rutas que lo visitan!!. Después nos adentraremos en las Fragas del Eume, visitaremos el Monasterio de Caaveiro y volveremos a Miño subiendo hasta Campolongo, dejando de lado el bullicio de coches de Pontedeume. Otra ruta genial.

Por cierto, gracias Enid Blyton, vaya momentos fantásticos me hiciste pasar.

Mapa de la ruta:


Vista 3D de la ruta:


Distancia: 40,81 km  
Dificultad: Media (IBP: 76AB)¿qué es el IBP?  
Tipo de superficies: Carreteras asfaltadas 80%, pistas de tierra 20% (porcentajes en tiempo, no en longitud)

Puntos de interés:
Castillo de Andrade
N 43.3916° O 8.1356º
Monasterio de Caaveiro
N 43.4175° O 8.0689º

Albumes de la ruta:
Caaveiro / Fragas del Eume

Castillo de Andrade

playa de miño

Perfil:

Descripción:

Salimos del final de la Playa Grande de Miño en dirección Perbes por la AC-4803 (hemos pasado la recta de la playa y atravesado el puente sobre el rio Baxoi). Después del puente seguimos unos 320 metros y giramos a la derecha poco antes de otro puente. Después de unos 200 metros, cruzamos un puente que pasa sobre las vías del tren.


Seguimos en dirección ascendente, pasamos un puente sobre la AP-9/E-1 y giramos la izquierda por otra pista medio asfaltada. Unos metros después, en una curva muy pronunciada a la derecha, nos desviamos a la izquierda por una pista de tierra. Pequeño repecho y circulamos unos metros paralelos a la autopista, dejamos a nuestra izquierda otro puente sobre la AP-9 y el camino se empieza separar ligeramente de la autopista para comenzar el ascenso hacia Viadeiro por un camino pedregoso.

En el primer desvío que nos encontramos seguimos por nuestra derecha ascendiendo entre árboles (la mayoría feos eucaliptos) para cruzarnos, cerca de un kilómetro más adelante, con el desviado Camino de Santiago. Seguimos recto en el cruce y el camino, que ya no es tan pedregoso en esta parte, se termina unos metros después junto a la Casilla de Viadeiro en la carretera que va a Carantoña. Torcemos a la izquierda, pasamos una curva a la derecha, bajo la N-651 (Guísamo a Ferrol) y junto a una carretera que llega por nuestra derecha nos desviamos por una pista de tierra a la izquierda. Seguimos esa pista, unos metros más adelante en una bifurcación seguimos en sentido ascendente por nuestra derecha (en este tramo la pista es bastante ancha) y un poco después continuamos por nuestra izquierda. La pendiente va a menos y unos doscientos metros más adelante nos topamos con una carretera donde giramos a la izquierda. Ojo, hay unos perros ladradores junto a un hórreo a la izquierda que habitualmente están atados (pero te pueden pegar un susto si no te los esperas). Seguimos recto en todos los desvíos, después de pasar un almacén de material de construcción llegamos a la AC-0906 en Castro y la cruzamos para continuar nuestro ascenso.

Vamos pasando diversos desvíos por los que seguimos recto en sentido ascendente y después de una rampita, en una zona de árboles en la orilla de la carretera, giramos a la derecha para llegar a Loureiros y a la AC-151 (de Campolongo a Montesalgueiro - carretera de Monfero). Giramos a la derecha y unos pocos metros más adelante seguimos el cartel que nos indica la dirección al Castillo de Andrade, girando a nuestra izquierda por la AC-5005. Nos espera un kilómetro y medio de ascensión entre árboles (por desgracia más eucaliptos que robles o castaños). Al terminar, unas casas y cuatrocientos metros después el desvío a la izquierda para el Castillo. Como siempre, puedes aprovechar para subir a la parte alta de la torre (está abierta en Semana Santa y en verano, cobran 1 euro) para disfrutar de la fantástica vista.


Ahora deshacemos el camino andado hasta la AC-5005, donde giramos a la izquierda en dirección Taboada. Tres kilómetros y medio después llegamos a Taboada, cruzamos la AC-144 siguiendo recto y 500 metros después torcemos a la derecha para empezar el descenso hacia las Fragas del Eume. Prepara los frenos que los vas a tener que usar. Nos esperan 3 kilómetros de descenso con un desnivel de unos 300 metros (pendiente media del 10%)...



Durante la bajada recuerda lo chula que debe de ser la subida (ver la ruta Magalofes - Caaveiro - Miño). Al llegar junto al río torcemos a la derecha en dirección al Monasterio de Caaveiro por la AC-6902.


Tras 2,5 km llegamos al final de la carretera AC-6902, cruzamos el puente a la izquierda y ascendemos por un camino empedrado en pizarra hasta el Monasterio. Aprovechamos el momento foto para descansar un poco y preparar la siguiente parte de la ruta.

 
Deshacemos el camino andado y llegamos de vuelta al río, cruzamos el puente y torcemos a la izquierda para seguir, un rato, el camino que sigue por la orilla del río (que nos llevaría a la central hidráulica).

 
Después de medio kilómetro damos la vuelta (así tenemos una excusa para hacer otra ruta). Al llegar de vuelta al puente nos esperan 7,63 km por la orilla del río en medio del parque de las Fragas del Eume. Una zona genial, para disfrutar. Al final del parque pasamos junto a una cafetería.


Ahora empezamos un ascenso de casi 2 km que nos lleva hasta Ombre. Allí giramos a la izquierda por una carretera que nos lleva en medio de las casas. Seguimos subiendo por esa carretera y unos 700 metros después, nos desviamos la izquierda para subir algo más y llegar a otra zona de casas.


Un kilómetro y medio después, cruzamos una zona de casas llegamos a la AC-144. Cruzamos al otro lado y seguimos por una carretera que va pasando junto a varios pequeños riachuelos. Es una zona de subidas y bajadas constantes con bastantes repechos durillos. Otro kilómetro más adelante, seguimos recto en un cruce. Un poco después seguimos por nuestra izquierda y 1,88 km más adelante llegamos a la AC-151, en la que giramos a la derecha.

Descendemos casi hasta llegar a Campolongo y al cruce con la N-651 y nos desviamos a la izquierda para pasar sobre la nacional y descender hacia el polígono industrial de Vidrieiro. En ese punto, en lugar de coger hacia el polígono seguimos una pista asfaltada que nace paralela al mismo y desciende hacia la autopista. La seguimos y justo antes del puente sobre la autopista nos desviamos a la izquierda por una pista de tierra que discurre paralela a la AP-9/E-1.

El terreno es genial, pero el ruido de los coches hace que esta parte pierda algo de encanto. Seguimos por esa pista un tramo hasta llegar a otro puente (este es el del Camino de Santiago) en el que giramos a la derecha y cruzamos la autopista (ojo, es un puente, no un túnel que hay antes). Del otro lado giramos a la derecha y descendemos por una senda estrecha (repetimos, el Camino de Santiago) rodeada de vegetación bastante frondosa. Cuando se acaba la vegetación, OJO, VIGILA, te puede caer una pelota de golf en la cabeza, estás en medio del hoyo 8.

Sigue la pista de tierra (no sigas el caminito de asfalto de los cochecitos de golf) entre vallas de madera y al llegar a la acera coge a la izquierda por la glorieta y sigue recto (como diría el Tomtom: "segunda salida").

Es el momento de disfrutar del monumento a la crisis inmobiliaria (casas sin terminar y parcelas vacías contrastan con el campo de golf que puedes ver a tu izquierda). Pasas junto a la puerta de entrada al campo, un descenso y un ascenso y llegas a otra glorieta. En la glorieta, sigues recto (segunda salida), otro tramo de descenso, una curva a la derecha, otra a la izquieda y llegas al cruce con la AC-4803. Torcemos a la izquierda en dirección Miño y doscientos metros después hemos llegado de vuelta a la Playa de Miño y nuestra ruta se ha terminado.

blog comments powered by Disqus
Related Posts with Thumbnails

han comentado

Powered by Disqus

archivo del blog

(cc) 2008-2015 miorbea.com

Creative Commons License
Todo lo aquí publicado, salvo notificación expresa pertenece a miorbea.com y se licencia como Creative Commons Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 2.5 España License.

Thumbnails powered by Thumbshots

El avatar de los comentarios de Disqus es de Bruno Maia, IconTexto - http://www.icontexto.com publicado con licencia creative commons para uso no comercial.