3 de septiembre de 2008

¿Cómo calcular la dificultad de una ruta?

publicado por Oscar Fafián a las 21:30
¿Nunca os habéis preguntado lo difícil (o fácil) que es una ruta antes de realizarla? ¿O no habéis discutido con algún amigo si una ruta es más complicada que otra? Pues no hace falta discutir, lo que se necesita es el índice IBP. Se trata de un número, entre cero e infinito, que indica el nivel de dificultad de una ruta, cuanto mayor sea el IBP, mayor será la dificultad. El cálculo del IBP se realiza en función de un montón de parámetros, teniendo en cuenta no sólo los desniveles salvados y la distancia recorrida sino los porcentajes de las rampas y los kilometros de ascensión / descenso.

IBP - Medida objetiva de dificultad, no de esfuerzo

Una de las cosas buenas que tiene este cálculo es que elimina elementos externos a la dificultad de una ruta (el ritmo que llevamos al hacerla, las condiciones meteorológicas o el estado de forma del que hace la ruta) pero que influyen en la percepción de esfuerzo realizado. De esta manera se pueden comparar dos rutas de manera objetiva. Imaginemos que dos personas hacen la misma ruta, uno en buen estado de forma y con muchas horas de bici y otro que practica poco deporte y que casi nunca sale en bici. Si al terminar les pedimos a ambos que indiquen la dificultad de la ruta, el primero puede ser que nos diga que ha sido fácil (un paseo, vaya) y el segundo nos diga que ha sido difícil. Es normal, ambos han valorado su nivel de esfuerzo. Estoy seguro que si al primero de los ruteros le mandamos hacer la misma ruta acompañado de dos profesionales, su valoración cambie. Esto es debido a que el esfuerzo realizado en una ruta se compone de:

esfuerzo = estado de forma + ritmo + condiciones meteorológicas + IBP




Estado del terreno como influencia en la dificultad de una ruta


La gente que se ha inventado esto del IBP explica muy bien cómo influye el estado del terreno en la dificultad de una ruta:

El estado de los caminos propiamente, (sin contar con la climatología), podríamos considerarlo como un valor objetivo, aunque siempre nos podrán asfaltar un trozo de camino, allanar unas regateras, o limpiar de pedruscos un tramo, podemos pensar que mas o menos los trazados se mantendrán siempre de manera parecida.


La lógica nos anima a pensar que el estado del terreno influye de manera crítica en la valoración de la dureza de una salida




En cierta manera así es, pero los estudios de mas de 100 rutas diferentes entre personas de distintos niveles, nos demostraron, no sin cierta sorpresa, que la influencia de ese dato era menor de lo esperado.


Cuando manipulábamos el valor de ese factor (estado del terreno), la percepción personal de la dureza con el resultado final no variaba mas del 10%, así que para simplificar el Índice decidimos promediar ese valor, habida cuenta de que sería difícil y complicado crear una escala de "estados del terreno" que todo el mundo entendiera de igual manera, y la aplicara igual, posiblemente se crearían discrepancias, que no ayudarían en la comprensión del Índice.


Una parte de la explicación puede ser que el ciclista adapta el nivel de esfuerzo-sufrimiento al estado del terreno, una subida de 500 metros al 10% en un camino ancho y plano lo podemos hacer con plato medio a 10km/hora, por ejemplo, esos mismos 500 metros al 10% por un camino estrecho pedregoso y con regateras, lo haremos con el "molinillo" a 4 ó 5Km/h. el tiempo empleado será el doble y el sufrimiento-desgaste será solo algo mayor.


Mención aparte merecen las subidas con un desnivel tan grande y una dureza del terreno tal, que ni el desarrollo mas pequeño te permite controlar el sufrimiento, es donde las pulsaciones se disparan al límite.


Una forma sencilla de explicar la influencia del estado del terreno sería:


Mientras seas tú el que controla tus pulsaciones, el estado del terreno influye poco, cuando sea el terreno el que controla tu ritmo cardíaco, entonces el estado del terreno empieza a cobrar relevancia.




Promediando el valor del estado del terreno, el resultado final del Índice IBP se adapta a la gran mayoría de las salidas habituales. lógicamente una hipotética salida donde el 100% de la subida se haga en terreno pedregoso e irregular el margen de error será mas alto.
Resumiendo, evidentemente que el estado del terreno influye en la dificultad de una ruta, pero no lo suficiente como para que merezca la pena tenerlo en cuenta frente a la dificultad de calcular su influencia.

Ya tengo el IBP de una ruta, es 60, ¿qué quiere decir?

Un IBP de 60 será una ruta muy dura para un no iniciado, normal para alguien con una preparación media, o muy fácil para un profesional. El cálculo que hago para valorar la dificultad de una ruta es: IBP <50 - dificultad baja, 50<IBP<150 - dificultad media, IBP>150 - dificultad alta. Básicamente significa que si te acompaña alguien con algo de forma en una ruta de dificultad baja no te insultará, en una de dificultad media empezará a acordarse de tus familiares, en una de dificultad alta no te volverá a hablar... ;)

El IBP en miorbea.com

En todas las rutas vamos a publicar el IBP de la ruta, calculado en esta dirección, y un enlace al informe de detalle del IBP, así que podréis valorarlas antes de intentar repetirlas.




blog comments powered by Disqus
Related Posts with Thumbnails

han comentado

Powered by Disqus

archivo del blog

(cc) 2008-2015 miorbea.com

Creative Commons License
Todo lo aquí publicado, salvo notificación expresa pertenece a miorbea.com y se licencia como Creative Commons Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 2.5 España License.

Thumbnails powered by Thumbshots

El avatar de los comentarios de Disqus es de Bruno Maia, IconTexto - http://www.icontexto.com publicado con licencia creative commons para uso no comercial.