Hoy toca historia de amor, de las que acaban mal... o bien, según se miré. De esas historias que valdrían de base para escribir grandes novelas (o al menos largas). Roxín Roxal era un paje de Nuño Freire de Andrade, un señor feudal bastante violento al que se conocía con el apodo de "O Mao" (el malo). Don Nuño tenía una hija, Teresa, de dulce sonrisa y rostro melancólico. Teresa se enamoró de Roxín, pero el padre la obligó a casarse con D. Enrique Osorio, perteneciente a una de las familias más importantes de Galicia, ante la amenaza de matar a su amado. Hasta aquí típica historia de amorío medieval.

desembocadura del Río Lambre en Ponte do Porco - fotografía de Xoan Porto

En aquella época, por la zona habitaba un jabalí monstruoso (prometo que no era ascendiente de ninguno de mis compañeros de rutas) que tenía aterrorizados a los lugareños. El gran señor de Andrade decidió darle caza, así que convocó una partida con los mejores y más importantes cazadores de toda Galicia. Su hija, acompañada de su marido, se quedó en el puente sobre el río Lambre como espectadora de lujo. Cuando estaban a punto de cazar al animal (el jabalí), este consiguió escapar y llegar al puente. D. Enrique, en lugar de defender a su mujer, huyó y el jabalí despedazó a la indefensa Teresa. Don Nuño jamás se repuso de la muerte de su hija y el "valiente" Señor de Osorio tuvo que retirarse a su señorío víctima del desprecio general. A los pocos días de la muerte de la joven, sobre el puente, apareció el cuerpo del jabalí. En su corazón estaba clavado el cuchillo de Roxín Roxal.

Historia o leyenda, el pueblo que hay junto al puente sobre el río Lambre se llama Ponte do Porco (aunque en gallego "porco" significa "cerdo", al jabalí se le denomina "porco bravo", es decir, Ponte do Porco se podría traducir como Puente del Jabalí)

La ruta que proponemos hoy es durilla, en 36 km acumula 2.300 mts de desnivel (subida + bajada). Sale de Miño y asciende hasta Carantoña, para llevarnos hasta orillas del Río Baxoi. Después, continua ascendiendo a Vilarmaior para descender al Río Lambre visitando una zona de molinos de agua cercanos a Güimil. A esto le sigue un sube baja por las orillas del Lambre (subida a Velouzás, bajada de vuelta al río, subida a Bemantes y bajada otra vez) que termina con la vuelta a Miño junto a Ponte do Porco. Divertida, exigente y con buenas pendientes, una ruta genial.



Mapa de la ruta:



Vista 3D de la ruta:



Distancia: 36,65 km
Dificultad: Media (IBP: 102AA)¿qué es el IBP?
Tipo de superficies: Carreteras asfaltadas 10%, pistas de tierra 70%, caminos 15% (porcentajes en tiempo, no en longitud)

Albumes de la ruta: 


Perfil:






Descripción:


Salimos del final de la Playa Grande de Miño en dirección Perbes por la AC-4803 (hemos pasado la recta de la playa y atravesado el puente sobre el rio Baxoi). Después del puente giramos a la derecha ascendiendo hacia Bañobre. Tras pasar un tunel bajo la vía del tren y bajo la autopista, giramos a la izquierda por una pista asfaltada que pasa junto a unas casas. Seguimos en dirección ascendente, pasamos junto a un puente sobre la AP-9/E-1 y continuamos recto. 




Unos metros después, en una curva muy pronunciada a la derecha, nos desviamos a la izquierda por una pista de tierra. Pequeño repecho y circulamos unos metros paralelos a la autopista, dejamos a nuestra izquierda otro puente sobre la AP-9 y el camino se empieza separar ligeramente de la autopista para comenzar el ascenso hacia Viadeiro por un camino pedregoso.

En el primer desvío que nos encontramos seguimos por nuestra derecha ascendiendo entre árboles (la mayoría feos eucaliptos) para cruzarnos, cerca de un kilómetro más adelante, con el desviado Camino de Santiago. Seguimos recto en el cruce y el camino, que ya no es tan pedregoso en esta parte, se termina unos metros después junto a la Casilla de Viadeiro en la carretera que va a Carantoña. Torcemos a la izquierda, pasamos una curva a la derecha, bajo la N-651 (Guísamo a Ferrol) y junto a una carretera que llega por nuestra derecha nos desviamos por una pista de tierra a la izquierda. Seguimos esa pista, unos metros más adelante en una bifurcación seguimos en sentido ascendente por nuestra derecha (en este tramo la pista es bastante ancha) y un poco después continuamos por 
nuestra izquierda. 


La pendiente va a menos y unos doscientos metros más adelante nos topamos con una carretera donde giramos a la derecha. Tras unos 60 metros seguimos por nuestra izquierda, donde empieza un pequeño descenso por una pista asfaltada y 630 metros después del cruce, en una curva a la derecha giramos a la izquierda por un camino de tierra. Recorremos 1 km por ese camino, descendiendo hasta llegar a una zona embarrada y después ascendiendo ligeramente hasta terminar en la CP-0906. En la carretera giramos a la derecha y recorremos 1,6 km hasta llegar a un puente sobre el río Baxoi. OJO AQUÍ. Justo después del puente hay que girar a la derecha por una pista de tierra y viene un repechín durillo, ¡¡¡hay que entrar con desarrollo fácil!!!!

Seguimos la pista durante unos 700 metros y nos encontramos un bifurcación. Tomamos la pista que nace a nuestra izquierda. Aquí nos espera una de las partes más duras del recorrido (donde me encontré con el corzo cuando hice la Ruta de los Corzos), una pista de tierra con una rampa de 400 metros en la que se pasa de 43 a 110 metros de altitud (16,75% de desnivel medio), después relaja un poco y en los siguientes 210 metros sólo ascendemos 26 (12, 3% de desnivel medio), llegamos a un cruce, seguimos por nuestra izquierda y queda lo fácil, que son unos 495 metros más en los que ascendemos otros 50 metros (10,1%). Ahora, llegamos a un cruce en el que giramos a la izquierda para descender durante 790 (pasando de 180 a 110 metros de altitud).... y encontrarnos con otras rampas interesantes de subida. Empezamos calentado con 165 metros en los que ascendemos 15 (9,09%), después una rampa dura, 102 metros en los que ascendemos 20 (19,6%) que nos llevan a una parte más relajada en la que ascendemos 21 metros mientras recorremos 186 (11,2%). Para terminar la pista de tierra tan solo nos quedan 298 metros en los que ascendemos 41 (13,75%). Hemos llegado a la carretera CP-0906 después de nuestra pista de tierra de 750 metros al 13,07%. 



En la carretera recorremos 300 metros y giramos a la izquierda por una carretera en la que indica dirección a la Iglesia de Vilarmaior. Unos 580 metros después seguimos por nuestra izquierda pasando junto a la iglesia. Tras otros 190 metros llegamos al punto más alto de la ruta, 273 metros, en la CP-5004 y giramos a la derecha. 


Tras 470 metros nos desviamos a la izquierda por una pista asfaltada. Unos 500 metros después giramos  a la derecha y después de otros 670 metros pasamos unas casas y cruzamos una carretera (la AC-160). Tras 530 metros nos desviamos a la izquierda, 130 metros más para girar otra vez a la izquierda y tras otros 130 metros nos desviamos a la derecha. Recorremos 530 metros y nos desviamos a la izquierda para, 170 metros después, en Vigo (no la ciudad, evidentemente), volver a girar a la izquierda. Ahora nos quedan 590 metros para llegar a una pista de tierra en la que torcemos a la derecha. 


Ahora empieza un descenso precioso que nos llevará a visitar unos molinos de agua. Tras 790 metros habremos pasado los molinos y estaremos en una carretera, la CP-4804, en la que giramos a la derecha para seguir el curso del río Lambre. Unos 850 metros después, giramos a la izquierda para atravesar un puente que nos lleva a la otra orilla del río y al inicio de la ascensión a Velouzás por la AC-0906. El ascenso dura 3,4 km con una pendiente media del 5,4% y sin rampas duras.  Después de la parada de autobús, giramos a la derecha y seguimos durante 280 metros, tras los que giramos a la izquierda. Inmediatamente después, giramos a la derecha. Tras 440 metros giramos a la derecha por una carretera y unos 850 metros después nos desviamos a la derecha por una pista de tierra para iniciar el descenso de vuelta al río Lambre.


Después de recorrer 950 metros por la pista de tierra (en algunas zonas tendremos que pasar bajo árboles caídos), nos desviamos a la derecha. Tras 380 metros nos desviamos a la izquierda por un camino y recorreremos unos 520 metros antes de girar a nuestra izquierda para cruzar el río por un puente. Del otro lado del río seguiremos a la izquierda por la CP-4804 y 1,4 km más adelante, tomaremos una pista de tierra a nuestra derecha. Otra vez nos toca tramo durillo, en los primeros 176 metros ascenderemos 26 (14,94% de media), después 155 metros para ganar otros 22 (14,19%), giramos a la izquierda y nos encontramos con 286 metros en los que subiremos 35 (12,23%) y terminaremos "relajadamente" ascendiendo 29 metros en los últimos 510 metros recorridos (5,68%). En total, un ascenso de 1,1 km con una pendiente media del 9,93%. Al terminar giramos a la izquierda y recorremos 1,1 km antes de volver a  girar a la izquierda por una senda estrecha que va sobre "los tubos del gas".  Tras pasarnos 380 metros de subebaja traicionero, la senda termina en una pista de tierra en la que giramos a la derecha (sentido ascendente).


Después de 590 metros giramos a la derecha por otra pista de tierra que asciende hacia Bemantes. La pista termina 430 metros después en la AC-160, giramos a la izquierda y seguimos unos 500 metros antes de cruzar la carretera y girar a la izquierda por una pista de tierra. Casi 300 metros más adelante, en el segundo tendido de electricidad que pasaremos, tomaremos una senda a la derecha que desciende abruptamente hacia el río Lambre. Ojo a la bajada que es divertida...  Los primeros 324 metros nos harán perder 73 metros de altitud (22,53% de media), otros 320 metros para bajar 46 (14,35%) y la parte final (en la que tendremos que pasar por una finca y saltar una verja - ojo, que en verano te puedes encontrar con que los helechos han cortado el paso) nos hará recorrer 130 metros y descender 16 (12,30%). En total, 774 metros recorridos en el descenso con un desnivel negativo de 135 metros (17,44% de media).


Volvemos a estar junto al río Lambre, muy cerquita de Ponte do Porco, giramos a la derecha en la CP-4808 y 360 metros más adelante, justo antes de pasar bajo la vía del tren (y llegar a Ponte do Porco), giramos a la derecha por un camino. Otra vez toca algo de pendiente, pero esta vez es más cortita, 66 metros de desnivel en 433 metros lineales (es decir, una pendiente media del 15,24%). Habremos pasado por un puente sobre la AP-9 y justo después giramos a la derecha. Seguimos la pista paralela a la autopista durante 1 km y llegamos a Miño y a la AC-160. Giramos a la izquieda  y descendemos hasta el centro del pueblo, en el STOP a la izquierda y un poco después a la derecha en dirección a la playa. Unos 430 metros después del último desvío giramos a la derecha en dirección al colegio y al pabellón. La calle del colegio se termina y giramos a la izquierda por un camino de tierra paralelo al vial de acceso a la AP-9/E-1. Tras 300 metros, el camino se termina en una explanada, la cruzamos y hemos llegado de vuelta a la Playa de Miño y terminado nuestra ruta.

blog comments powered by Disqus
Related Posts with Thumbnails

han comentado

Powered by Disqus

archivo del blog

(cc) 2008-2015 miorbea.com

Creative Commons License
Todo lo aquí publicado, salvo notificación expresa pertenece a miorbea.com y se licencia como Creative Commons Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 2.5 España License.

Thumbnails powered by Thumbshots

El avatar de los comentarios de Disqus es de Bruno Maia, IconTexto - http://www.icontexto.com publicado con licencia creative commons para uso no comercial.