6 de octubre de 2010

La historia ciclísticamente incorrecta del positivo de Alberto Contador

publicado por Oscar Fafián a las 15:00
Como ya he explicado alguna vez por aquí, nunca escribo sobre ciclismo profesional. Tengo tres motivos para no hacerlo:
  1. No tengo ni idea de ciclismo.
  2. Requiere mucho tiempo.
  3. Hay mucha gente que si que sabe de ciclismo y ya se encargan ellos de hacerlo.

De todas maneras, hoy es una de esas veces en las que me voy a permitir saltarme mis propias normas, ya que la ocasión lo requiere. Y todo se debe a los hechos ocurridos el 30 de Septiembre de 2010 y que han convulsionado este deporte de las dos ruedas sin motor:
  1. Alberto Contador da una rueda de prensa anunciando su "no negativo" por clembuterol durante el Tour de Francia 2010.
  2. Me llaman para decirme que no me podrán entregar mi nueva bici hasta mediados de Noviembre de 2010.
Aunque estoy seguro que la historia de mi nueva bici me proporcionaría más notoriedad, tengo la necesidad imperiosa de hablar del otro tema. Creo que he encontrado la explicación de cómo han llegado los 50 picogramos de clembuterol a la orina del conocido ciclista de Pinto. Y no fue culpa de un filete. Ni de una costilleta. Por eso he dejado mis problemas aparte y roto mi silencio profesional y ciclísticamente incorrecto. Sin más preámbulos, vayamos con la verdadera historia del resultado no negativo de Alberto Contador.

Septiembre de 2005

Poco después de que el Huracán Katrina se llevase por delante todo lo que encontró a su paso, una noticia saltó a la opinión pública. Nadie pensó en aquel momento en la trascendencia que dicha noticia tendría en el mundo del deporte.



Julio de 2009

Cuatro años después, en 2009, uno de los delfines disparadores de dardos tóxicos reaparece en las costas de Galicia. Se le bautiza como Gaspar y durante unos meses entretiene a pescadores, nadadores y buzos. Mientras Gaspar se dedica a dar sustos a diestro y siniestro, Alberto Contador se dedica a ganar un Tour de Francia. Y se lo gana al mismísimo Lance Armstrong. Y a Andy Schlek. Algo que los dos nunca le perdonarán.


Juntos trazan un astuto plan para denostar la imagen del corredor español. Contratan a un par de sicarios rusos para que localicen a Gaspar y se lo lleven a la isla de Curaçao, donde Alberto y Andy tienen pensado pasar unas vacaciones juntos competir en una de las clásicas más importantes del año, la Amstel Curaçao Race. La carrera caribeña es la segunda clásica más importante, por detrás de la Amstel Gold Race (por si no lo sabíais, según la UCI, las carreras de tipo Amstel son las más importantes de todas). Unos días después de ser contratados, los sicarios capturan a Gaspar y borran sus huellas como si fuese un accidente.


Si no os lo creéis, podéis ver la foto de Andy y Lance en el momento en que el que trazan su plan.


La cara de Lance lo dice todo, hasta a él mismo le parece repulsivo...

Agosto de 2009

Una vez que han conseguido llevar al delfín a la isla, encargan al entrenador personal de Lance Armstrong, Chris Carmichael, la labor de adiestrar al animal. Le piden que, cuando esté preparado, tuitee un mensaje. El 27 de Septiembre, todo está preparado.


No se mucho inglés, pero está claro que aquí dice algo de delfines, juego y pescado (dolphins, game y fish). Algo así como "los delfines ya están preparados para el juego, lo tenemos pescado".

Octubre de 2009

El plan sigue en marcha, ahora toca conseguir el clenbuterol. Mientras las autoridades mejicanas buscan carne contaminada en Nuevo Laredo...


Gaspar obtiene la droga en la Riviera Maya.


En ese momento, en Francia, se presenta la edición del Tour 2010. Allí, Lance y Andy ultiman los detalles de su plan.


Lance sigue sin dar crédito a tanta malicia junta...

Noviembre de 2009

El día 8 de noviembre, al día siguiente de que Alberto añadiese la gran clásica a su palmarés, todos los turistas de vacaciones ciclistas participantes en la prueba fueron invitados a un baño con delfines. Entre los delfines se encontraba Gaspar. Aprovechando el momento en que Andy y Alberto están juntos en el agua, el luxemburgués da la orden de atacar.


Unos segundos después, Gaspar inyecta a Alberto Contador una cápsula con clenbuterol junto al ojo, bajo la piel. Por suerte las cámaras captaron perfectamente ese momento, sino hubiese sido imposible desentrañar esta complicada trama.


Veámoslo más de cerca...


Alberto no siente más que un pequeño pinchazo, pero la cápsula queda instalada bajo la piel, como caballo de troya dormido, esperando el momento perfecto en el que jugar su papel en esta historia. Programada para descomponerse al superar los 2.114 de altitud, pasará casi un año sin ser detectada.

Julio de 2010

El martes 20, en la etapa 16 del Tour de Francia entre Bagnères-de-Luchon y Pau, justo en el momento de coronar el Tourmalet, el clenbuterol empieza a ser absorbido por el cuerpo de Contador.  Por suerte, también las cámaras capturaron el momento en que lo hizo.


Alberto nota algo raro y se toca la parte baja del ojo, mientras Lance se sonríe saboreando su victoria...

El resto de la historia es conocida. Como diría Pinky Dinky Doo, "así fue tal como ocurrió... ¡más o menos!"

O eso o le echaron "droja" en el Cola Cao





Por cierto, ¿sabéis dónde está ahora Gaspar?


¿Y lo del presunto plástico? Eso tiene otra explicación...

blog comments powered by Disqus
Related Posts with Thumbnails

han comentado

Powered by Disqus
(cc) 2008-2015 miorbea.com

Creative Commons License
Todo lo aquí publicado, salvo notificación expresa pertenece a miorbea.com y se licencia como Creative Commons Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 2.5 España License.

Thumbnails powered by Thumbshots

El avatar de los comentarios de Disqus es de Bruno Maia, IconTexto - http://www.icontexto.com publicado con licencia creative commons para uso no comercial.